Wellness y Turismo Rural de Carmen Ortigosa Rodriguez

Wellness Rural - Fomentando la conciencia ecológica y el respeto por el medioambiente.

La situación actual del turismo rural podría dar la impresión de estar un tanto dispersa, que se...

Wellness Rural - Aportando valor a la sociedad

Hemos podido ver cómo la industria del turismo ha sido, es y posiblemente será, una de las...

Wellness Rural, la situación del entorno rural en España Part II

Entre las razones por las que los turistas se deciden por este tipo de turismo además de por la...

Wellness Rural - Abriendo nuevos caminos Part I

Si la búsqueda de espacios donde encontrar a nuestro yo interno, de descanso y desconexión la han...

Wellness Rural - Mirando al futuro. Part V

Volviendo a la definición que indicábamos de lo que se viene entendiendo por “Turismo Rural” y de...

Wellness Rural - Mirando al futuro. Part V

Wellness Rural - Mirando al futuro.

¿Evolucionará en los próximos años? Part V

Para el concepto "Turismo Rural" no hay una definición clara y una puesta en común de lo que vendría a ser a nivel de normativa comunitaria, sino más bien, se trata de definir de forma negativa, es decir se acude indicar lo que no es turismo rural, para de esta forma poder alcanzar a definir lo que sería el "Turismo Rural", así las cosas, podríamos entender que se trataría de ese turismo alejado del turismo de masas o turismo urbano.  
Según la OMT, "Turismo rural" se define como "las actividades turísticas que se realizan en el espacio rural y que tienen como fin interactuar con la vida rural, conocer las tradiciones y la forma de vivir de la gente y los atractivos de la zona".
 
En este tipo de turismo, se podrían encontrar una serie de características generales:

1.- Se desarrolla en un ESPACIO RURAL, pero ¿qué se entiende como tal? Si acudimos al marco conceptual europeo, tampoco hay una definición común, mientras que para unos países lo vinculan a agricultura, otros lo relacionan con todo lo que no es ciudad, mientras que en España lo vinculamos según el Instituto nacional de estadísticas a un mero dato numérico, es decir, se entenderá por núcleo rural aquel que disponga de menos de 15.000 habitantes.
2.- La motivación que tienen este tipo de visitantes es la TOMA DE CONTACTO con la forma de vida tradicional y que ha olvidado, así como RECONECTAR CON LA NATURALEZA.
3.- Otro elemento común podría ser que la DURACIÓN DE LAS ESTANCIAS ES CORTA, lo que nos podría llevar a pensar cuál será la verdadera razón de estas estancias cortas, ¿puede que el turista no sea capaz de estar mucho tiempo fuera de lo que vendría a ser sus rutinas diarias con sus "enganches tecnológicos"? ¿se debe esta corta duración a que finalmente se aburre o se cansa de lo tradicional? Quizás aún necesitemos estudiar más qué es lo que ofrecemos y qué es lo que realmente el cliente necesita para quedarse más tiempo en este entorno rural.
4.- ALOJAMIENTOS, ellos en sí mismo se convierten en una característica fácilmente reconocible en este tipo de turismo, ya que con él se ha tratado de recuperar la arquitectura local de la zona, rehabilitando viejos edificios que en su mayoría estaban ya abandonados y en ruinas. Suelen ser alojamientos pequeños de dimensiones reducidas, gestionadas por familias que o bien alquilan habitaciones o bien alquilan las casas en su totalidad.

Volviendo a la definición que indicábamos de lo que se viene entendiendo por "Turismo Rural" y de la definición que en apartados anteriores ofrecimos sobre el "WELLNESS" surge un nuevo concepto, el "Wellness Rural" que podría entenderse como "aquellas actividades turísticas realizadas en el espacio rural y que tienen una doble finalidad, por un lado, el interactuar en la vida rural y sus gentes de manera que se consiga provocar en el individuo una reconexión entre cuerpo, mente y espíritu"

Se trataría por tanto, disfrutar de los recursos que la propia naturaleza pone a nuestro alcance, para poder alcanzar ese estado de paz mental y física que tan faltos estamos en la sociedad actual, en la que los individuos viven desconectados de la naturaleza, los bebes ni siquiera se atreven a caminar por un camino de tierra porque no están acostumbrados a la sensación de que piedrecitas puedan moverse bajo sus pies, pero que después esos mismos individuos, para meditar o relajarse necesitan escuchar música con sonido de pajaritos cantando en los bosques, arrullo de agua corriente de ríos o el romper de las olas del mar… todo ello retomando el estilo de vida rural, marcado por los biorritmos solares, los que marcan la salida y la puesta del sol, y no tanto por un reloj y las exigencias de la vida diaria.  
Para ello esas empresas familiares a las que hacíamos referencia, adaptan sus instalaciones y crean cartas de actividades complementarias y servicios cada vez más completos para conseguir enamorar al cliente y fidelizarlo.
Originariamente, el turismo rural nace con la idea de rehabilitar edificios de la zona ya existentes y que harían las veces de alojamiento en el desarrollo de la actividad rural y darles a estas construcciones un uso compartido, de manera que las familias que habitualmente viven en esas instalaciones compartan sus días con las familias que acuden a hacer turismo.
Finalmente, esto rara vez ocurre, principalmente porque los clientes que vienen a hacer turismo rural quieren mantener las comodidades que tienen en su vida diaria en la ciudad, intimidad etc, y, en segundo lugar, tampoco llega a buen término esa idea principal porque aparecen empresas de explotación turística que construyen edificios ad hoc para desarrollar este tipo de turismo que poco o nada tiene que ver con las construcciones originarias y de la zona.
Estas diferentes formas de alojamiento son recogidas y reguladas por la propia normativa de las CCAA que regulan la explotación del turismo rural, así nos podemos encontrar con que por ejemplo la CCAA andaluza distingue entre:
• Casas rurales, que serían aquellos establecimientos rurales que sólo ofrecen alojamiento y pueden realizar algún tipo de venta de productos.
• Vivienda turística de alojamiento rural, que al igual que las anteriores pueden ofrecer únicamente alojamiento con venta de productos.
• Complejo turístico rural, sería establecimientos que ofrecen alojamiento más restauración típica de la zona, además de poder ofrecer servicios complementarios como senderismo.
• Hotel / apartamento turístico rural, establecimientos que ofrecen alojamiento, restauración y servicios complementarios relacionados con el turismo rural.

¿Hasta cuándo esperar para fomentar este sector a nivel rural en España?


Carmen Ortigosa Rodriguez

Autor: Carmen Ortigosa Rodriguez

Carmen Ortigosa Rodriguez - Spa Manager y Embajadora Wellness Spain Andalucía