Wellness y Turismo Rural de Carmen Ortigosa Rodriguez

Wellness Rural - Fomentando la conciencia ecológica y el respeto por el medioambiente.

La situación actual del turismo rural podría dar la impresión de estar un tanto dispersa, que se...

Wellness Rural - Aportando valor a la sociedad

Hemos podido ver cómo la industria del turismo ha sido, es y posiblemente será, una de las...

Wellness Rural, la situación del entorno rural en España Part II

Entre las razones por las que los turistas se deciden por este tipo de turismo además de por la...

Wellness Rural - Abriendo nuevos caminos Part I

Si la búsqueda de espacios donde encontrar a nuestro yo interno, de descanso y desconexión la han...

Wellness Rural - Mirando al futuro. Part V

Volviendo a la definición que indicábamos de lo que se viene entendiendo por “Turismo Rural” y de...

Wellness Rural - Fomentando la conciencia ecológica y el respeto por el medioambiente.

Wellness Rural - Oportunidades de negocio circular

Ayudar a incrementar el valor de las opciones turísticas rurales existentes fomentando la conciencia ecológica y del respeto por el medioambiente.

La situación actual del turismo rural podría dar la impresión de estar un tanto dispersa, que se va planteando en función del incremento de demanda que está teniendo a raíz de la masificación del turismo de sol y playa. Así las cosas, parece crecer empleando un término agrario "a barbecho".

Sin embargo, el "Wellness Rural" habría que verlo como una oportunidad de negocio circular en la medida en que se trabaja en un entorno sumamente delicado cual es el medio rural en conexión directa con parques naturales, nacionales, entornos protegidos, en los que se ha de causar la menor de las interferencias posibles. La Naturaleza con mayúsculas nos deja prestado el entorno para que podamos hacer en él una actividad empresarial, por ello hay que devolver ese préstamo, tratando por todos los medios de hacer un ejercicio de "Wellness Rural" sostenible, concienciado, con el compromiso de fomentar la cultura ecológica y el respeto por el medio ambiente.
Una forma de devolver lo que la naturaleza nos da, es como decíamos, realizar un ejercicio consciente de la actividad, reinvertir en la misma para su protección, implantación de construcciones ecológicas y sostenibles, apostar por el reciclaje, la formación del personal en materia de medioambiente etc y llevar estas pautas empresariales a los propios clientes para continuar con la reeducación en el respeto a la naturaleza y a todo lo que ella implica.
En esta idea de negocio, las sinergias son fundamentales para aportar mayor valor a lo que ya tenemos, las excursiones y las escapadas a la montaña han de convertirse en algo más, hay que dotar a los servicios y propuestas a una nueva forma de verlas, incorporando actividades de concienciación ecológica, de respeto a los animales, para que el visitante entienda que está en un espacio único que ha de valorar.
Afortunadamente es cada vez más fuerte el calado de este tipo de actividades, campañas de protección del entorno natural y los animales van tomando cada vez más fuerza y presencia en nuestro día a día, por eso el desarrollo del turismo rural en general, y del wellness rural en particular, puede ser empleado para crear conciencia ecológica en nuestros visitantes.
Un turismo rural concienciado, van a encontrar en el "Wellness rural" la fórmula para desconectar del estrés diario, descansar cuerpo y mente, a la vez de tener la oportunidad de envolverse en un entorno natural, conociendo el entorno, recibiendo información y formación de cómo proteger y conservar esos espacios, si conseguimos que el turista que nos visite se enamore del espacio, lo verá como propio y lo protegerá.
Sería un punto interesante completar las actividades y servicios con seminarios y talleres en los que promuevan la educación en el medioambiente, fomentando el conocimiento del entorno, la gastronomía o la enología de la zona, de esta forma se da la oportunidad al turista de reconectar con la naturaleza, y fomentar la toma de conciencia de protección del medioambiental y la vinculación con el entorno local.
Contar con los mayores del lugar para que cuenten cómo ha evolucionado el entorno, o cómo realizaban determinadas actividades, colaborar con los agentes de medioambiente para participar en actividades de reforestación o limpieza de bosques, colocación de nidos etc… son actividades sin duda que no sólo aportarán mayor valor, sino que además repercutirá en la sociedad y en el propio cliente de forma muy positiva.
Del mismo modo, los establecimientos y alojamientos han de participar de esa conciencia ecológica, y de "Wellness rural", han de ser algo más que un lugar donde pasar el fin de semana. Aceptar el reto e incluir nuevas áreas que aporten espacios para la meditación, las actividades holísticas e ir incorporando a la oferta nuevas tendencias que aportarán más valor a las ya existentes.  
Otra forma de dar mayor valor añadido es tratar de incorporar energías renovables en las instalaciones, construcciones ecológicas respetuosas con el medioambiente, aprovechar las instalaciones existentes reinventándolas para adaptarlas a las nuevas necesidades. Espacios ecológicos y sostenibles que requieren de inversión pero que a medio y largo plazo se amortizarán no sólo por el tema económico, sino también por la certeza de estar apostando por el cuidado de la naturaleza.
Todo ello junto con una fuerte apuesta por la gastronomía kilómetro cero, por la población local y por la inclusión del visitante en el espacio autóctono local hará que el turista que se interese por el "Wellness rural" vea como a la vez que disfruta de unas vacaciones de lujo se implica en el cuidado del medio que le rodea, ayudándole a crecer por dentro y por fuera.

Con el "Wellness rural" se aporta a la sociedad un volver a comunicarse cara a cara

Desde este planteamiento circular, es inevitable que las aportaciones que en un principio se puedan ver más vinculadas al Wellness rural como tal, se vean reflejadas e influyan en otros aspectos como el propio cliente o incluso a nivel social.
Tal es así que lo que se ha venido relatando en el punto anterior se verá reflejado en el propio cliente, que ve como sus vacaciones se han convertido en algo más, no sólo se trata de desconectar y relajarse, sino que además se está fomentando que en cada persona nazca o se potencie en cierta medida, ese cuidado por la naturaleza.
Con el proyecto de "Wellness rural" se pone al alcance del cliente no ya sólo un espacio propio donde reencontrarse consigo mismo y con sus semejantes, practicar nuevas formas de relajación y meditación, o ejercicios al aire libre, sino que además recibe información bien de forma directa con las actividades y talleres de concienciación, bien de forma indirecta al ver como todo el alojamiento en sí, los empleados y la política empresarial del propio centro de "Wellness rural" gira en base a un principio muy asentado: el respeto por el medioambiente.
El cliente que acuda al centro de "Wellness rural" se marchará con la sensación de haber estado en un lugar donde se le ha permitido escucharse, relajarse, volver a conversar cara a cara con los suyos, realizar actividades de las que muchas de ellas que podrá ver los resultados directos en el propio entorno en un futuro, con un encargo de continuar haciendo esa labor más allá de su estancia, y lo más importante, se marchará con una vinculación emocional al lugar.
Además, con las actividades de concienciación presentadas para ser realizadas tanto de manera individual como en grupo o familia, se aportará al cliente el despertar de valores y conceptos tales como ecología, salud, reciclaje, respetar a los animales, familia, compartir, escucha activa. Conceptos y valores que se tienen pero que a veces puede parecer que están dormidos o en una capa más profunda del ser y que es necesario vuelvan a estar en la superficie, más en activo, para que puedan ser aplicados en el día a día de una forma más natural y menos forzada.

Pues además de todo lo ya expresado en los puntos anteriores y que están vinculados entre sí, a la sociedad como tal con el "Wellness rural" se aporta despertar de la aparente apatía en la que se vive inmersos en el día a día.
Se aporta también un cambio de mentalidad de individuos autómatas programados, por personas que empatizan, que sienten se escuchan, actúan para cambiar las cosas, que despiertan a la idea de que un pequeño gesto es importante.
Con el "Wellness rural" se aporta a la sociedad un volver a comunicarse cara a cara, a sentarse y escuchar al otro, debatir y razonar de forma pausada, a estar dispuestos a aprender del otro.


Carmen Ortigosa Rodriguez

Autor: Carmen Ortigosa Rodriguez

Carmen Ortigosa Rodriguez - Spa Manager y Embajadora Wellness Spain Andalucía