Los articulos + leídos

Wellness laboral, Europa se centra en la salud laboral

«La mayoría de las acciones de Wellness que se realizan actualmente en las empresas se centran en...

Wellness y Sostenibilidad, no puede existir el uno sin el otro

Está claro, el ser humano pide a gritos reencontrarse con la Naturaleza en su búsqueda por la...

El gran valor del Resveratrol y su capacidad para activar las sirtuinas

El vino ya no se limita a deleitar el paladar, ahora se ha empezado a ver como algo más que un...

The Water Dance

Si miramos al agua en su naturaleza, nos damos cuenta que casi siempre está en movimiento. Ese...

Cómo distinguir entre las tendencias y las modas

Cada año lo mismo,, salen las modas y tendencias de wellness como setas. Pero ¿cómo distinguir...
« Atrás

Wellness y Accesibilidad part I

Con el "Wellness" se busca el equilibrio cuerpo / mente, es decir el bienestar físico, psíquico y emocional, para todos.

La adaptación de las instalaciones de un spa, deben ir orientadas a cada una de estas necesidades.

En cualquier etapa de nuestras vidas, podemos ver limitada nuestra capacidad de desplazamiento.
No estamos hablando sólo de las limitaciones de nacimiento ni de las que nos va imponiendo la
edad, sino también de los cambios que pueden llegar tras un accidente con consecuencias
irreversibles o simplemente, por una circunstancia puntual y pasajera que nos deja enfrentados a la
difícil realidad de muchas personas que deben lidiar, día a día, con los obstáculos que les impone el
diseño arquitectónico en los distintos espacios que utilizan.

En materia de discapacidad no todo está resuelto, falta mucho por hacer para lograr la plena
integración del discapacitado a la sociedad, sin barreras del pasado. Para ello es necesario que
tendamos la mano al que sufre, como consecuencia de alguna discapacidad, para aliviar un poco el
dolor de sentirse diferente.
La idea de este proyecto surge principalmente al conocer a tres personas con las que en dos años
que llevo como responsable de un spa me han hecho plantearme la vida desde sus perspectivas.

El objetivo del concepto accesibilidad desapercibida es simplificar la vida de todos, haciendo que
los productos, las comunicaciones y el entorno sean más útiles para un mayor número de personas,
con un coste adicional bajo o nulo, y un diseño habitual y normalizado.

La adaptación de las instalaciones de un spa, deben ir orientadas a cada una de estas necesidades.

Por todo ello, nos encontramos en que las acciones tendientes a mejorar la accesibilidad y evitar o
suprimir las barreras arquitectónicas, urbanísticas, en el transporte y en la comunicación, facilitaran
una mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos, a la vez que la integración en el tejido
social de determinados colectivos, para los que estas intervenciones son absolutamente necesarias
para poder realizar una vida totalmente autónoma e independiente, o con la mínima ayuda de otra
persona.

La Accesibilidad es el conjunto de características de las infraestructuras, del urbanismo, los
edificios, establecimientos e instalaciones, el transporte o las comunicaciones que permiten a
cualquier persona su utilización y disfrute en condiciones de seguridad y de autonomía.
La accesibilidad es así, necesaria para todas las personas e imprescindible para las personas con
discapacidad. Sin ella, sin accesibilidad, se restringen nuestras posibilidades de participación social
y se limita o vulnera el ejercicio de nuestros derechos como ciudadanos.
Tradicionalmente al pensar en accesibilidad nos vienen a la mente las soluciones aplicadas en
edificios o en los espacios urbanos; rampas, vados, baldosas táctiles…pero poco a poco se ha
conseguido que se recuerde la importancia de transformar los mensajes sonoros en visuales o que
las páginas web puedan ser leídas mediante la voz… se trata, sin embargo de lograr que cuando se
hable de accesibilidad sea para que todos y en todos los ámbitos, especialmente sería deseable que
los diseñadores y planificadores de cualquier entorno, producto o servicio, sean conscientes de la
múltiples capacidades y habilidades de las personas y tengan en cuenta la enorme riqueza de la
diversidad humana. Esta espiración global e imprescindible para que las personas con discapacidad
tengan la posibilidad de vivir una vida plena en igualdad de condiciones con el resto de los
ciudadanos necesita de instrumentos que impidan que sea enterrada en el olvido.

El estudio de la discapacidad desde diferentes ciencias (pedagógicas, psicológicas, médicas,
sociológicas, entre otras) ha tenido, en mayor o menor medida, una orientación hacia a búsqueda
del mejoramiento de las personas que la padecen, a través de la eliminación de las barreras físicas
y sociales que limitan su incorporación a la sociedad, o que inciden sobre sus capacidades afectadas
para aumentar sus potencialidades y desarrollo. Sin embargo, alcanzar este mejoramiento necesita
no solo la superación de las posiciones de sentimientos muy específicos, como la lástima, sino
también, una participación activa del medio social en la transformación de las situaciones que
obstaculizan el desenvolvimiento de este colectivo, comprometiéndose por tanto, con el análisis
crítico de los factores sociales y catalizadores de esas condiciones, y que tienen una presencia
importante en el espacio familiar, grupal, institucional o comunitario.

Aproximación sociológica a la discapacidad.
Algunas veces la discapacidad es vista como enfermedad que crea verdaderos muros sociales. Los
que así ven las cosas miran a las personas con discapacidad como enfermos y por tanto evaden el
contacto, asumen posiciones preventivas, por las cuales es mejor este "tipo de personas" sean
tratados por especialistas en centros de "reclusión" que sepan cómo tratar a "personas así" y mientras
más lejos estén mejor.
Otras visiones ponen énfasis en el sufrimiento del discapacitado resumido en la idea de: "debe ser
terrible estar así", y de esta manera, el acercamiento se desarrolla desde prácticas "caritativas" y
"compasivas". La personas con discapacidad entonces es vista como minusválido, y en efecto, se
produce un personaje social de menor valor, que llevado al plano del escenario social , sería paralelo
a la de "menor", sin un reconocimiento real de su capacidad de auto superación y de su ciudadanía.
En efecto, nada tiene verdadero sentido si no se logra recuperar el registro de lo humano en el otro.
Por tanto, es preciso, como parte importante de los caminos a emprender, poner el corazón para ver
que detrás de las cifras, este grupo de personas con capacidades diferentes y sus familias, vive
profundas contradicciones, sentimientos de culpa, desorientación, frustraciones, y fracasos; pero
también, vive alegrías, realizaciones, utopías, se alimenta de sueños, vive lazos de amor.
La discapacidad es el resultado de una deficiencia, una reducción total o parcial de la capacidad de
llevar a cabo una actividad de modo normal o dentro de los limites considerados como normales
para el ser humano, lo que en ningún momento justifica el tratamiento social que se ha venido dando
históricamente

 


María Cinta Martín Rodríguez

Autor: María Cinta Martín Rodríguez

María Cinta Martín Rodríguez, joven onubense de 35 años, apasionada por el mundo Wellness, lleva 3 años dirigiendo con éxito un spa de la cadena hotelera Barceló. Formada profesionalmente en diferentes puntos del país especializados en el mundo del spa y los masajes, y amante de las terapias alternativas, han hecho de ella una gran profesional, cuyas ansias de conocimiento le siguen llevando hoy en día a seguir investigando y aplicando lo aprendido para ofrecer no solo un servicio de calidad, sino también de excelencia, para todos los sectores de la población que hoy en día disfrutan cada vez más del mundo Wellness y su abanico de posibilidades.

Promedio (1 Votar)
La valoración media es de 5.0 estrellas de 5.


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.