« Atrás

La mal llamada ''leche'' vegetal

La mal llamada "leche" vegetal

El arte de la cocina sana. Part V

Existen diferentes tipos de leches vegetales, dependiendo de su procedencia. Por una parte, podemos encontrar aquellas que provienen de los cereales, como el arroz, avena, espelta o cebada, las cuales se caracterizan por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. Por otra parte, existen leches vegetales derivadas de los frutos secos como almendras, avellanes, sésamo o nueces. Estas son muy nutritivas y completas y son fuente de ácidos grasos de calidad y calcio.

Leche vegetal es un término general que se usa para cualquier producto parecido a la leche, que procede, en este caso, de una fuente vegetal. No hay una definición formal ni legal para este producto.

Las leches vegetales han comenzado a popularizarse en todo el mundo, sobre todo, por el creciente número de personas que tratan de consumir alimentos nutritivos, con bajo contenido calórico y de fácil digestión, que les ayudan a contrarrestar los efectos de la vida moderna, en la cual, son comunes las situaciones estresantes, y los largos períodos de inactividad física.

En ocasiones, representan una opción para reemplazar la leche de vaca, cabra, etc..pero realmente, no existe tal sustitución, puesto que son alimentos completamente diferentes.
La leche de origen animal, no es un alimento imprescindible en nuestra dieta, ni posee características que merezca la pena mantener en nuestra alimentación diaria ( colesterol, hormonas de crecimiento, lactosa, etc…); más bien inconvenientes para nuestro sistema digestivo.

Por tanto, las leches vegetales supondrán una buena alternativa, en el caso de las personas que deseen añadir un "liquido blanco" para acompañar cereales de desayuno, té, café o cremas de verdura.
 
Existen diferentes tipos de leches vegetales, dependiendo de su procedencia. Por una parte, podemos encontrar aquellas que provienen de los cereales, como el arroz, avena, espelta o cebada, las cuales se caracterizan por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. Por otra parte, existen leches vegetales derivadas de los frutos secos como almendras, avellanes, sésamo o nueces. Estas son muy nutritivas y completas y son fuente de ácidos grasos de calidad y calcio.

De las bebidas vegetales más interesantes podemos destacar: la leche de quinoa, de alpiste, de arroz. de sésamo y de amaranto; y entre las más famosas, destacamos la de soja y la de coco, ambas difíciles de digerir por su contenido en inhibidores enzimáticos digestivos ( leche de soja ) y grasas saturadas ( bebida de coco ).

Las bebidas vegetales, es necesario prepararlas antes de consumirlas, justamente para mejorar su asimilación . Deberían de ser utilizadas siempre como un ingrediente más dentro de una receta de cocina, y no como un alimento en sí, dado que tienen carencias vitamínicas y de minerales, que en ocasiones, provoca que la industria alimenticia enriquezca estas bebidas con calcio, àcidos grasos, vitaminas del grupo B, etc…pero realmente la solución no es enriquecerlas para convertirlas en un alimento completo, sino utilizarlas mezcladas con otros alimentos en las misma comida.

Hoy en día, a pesar de que la leche de vaca es una de las más consumidas mundialmente, cada vez son más las personas que optan por el consumo de leches vegetales debido a sus propiedades y a las ventajas que éstas pueden aportar para la salud.

El consumo de leche de vaca lleva asociados una serie de inconvenientes, tales como difícil digestión, mucosidades, intolerancia a la lactosa y problemas digestivos entre otros, que pueden ser fácilmente evitados substituyendo esta leche por las leches vegetales.

Se recomienda el consumo de leche principalmente por ser una fuente de calcio, pero el exceso de este elemento puede llevar a la aparición de osteoporosis debido a la sobreestimulación en la actividad de las células, que provoca la muerte prematura de las mismas. Lo cierto es que se trata de un alimento deficiente en hierro, que puede incluso provocar la pérdida del mismo en el intestino de los bebés. De hecho, el ser humano es el único mamífero que continua tomando leche una vez destetado, y que se alimenta de una leche distinta a la de su propia especie y por tanto no "diseñada" específicamente para sus necesidades nutricionales.

Además, la leche animal es pobre en fibra y está sobrecargada de colesterol, grasas y proteínas. Esto último es precisamente lo que hace que la leche sea un alimento desaconsejable en estados carenciales de calcio o como prevención de la osteoporosis (huesos frágiles) ya que el exceso de proteínas provoca una mala absorción de calcio

Las leches vegetales no lácteas elaboradas a base de agua e ingredientes vegetales. No contienen lactosa ni colesterol, la mayoría son de bajo contenido calórico, tienen un alto contenido en agua (hasta el 90%) y sus componentes son fáciles de asimilar y digerir. Además, contienen menos grasa que la leche de vaca, con un elevado porcentaje de grasas mono y poliinsaturadas, que benefician la salud cardiovascular. Su contenido en vitaminas del grupo B es notable, aunque no se encuentra vitamina B12 que se presenta casi exclusivamente en alimentos de origen animal. Tienen un considerable contenido en potasio, y la relación sodio/ potasio es muy buena.


Alexia Juvín

Autor: Alexia Juvín


Estrés produce acidez en el organismo, principal causa de enfermedades

Con respecto al factor emocional, podemos decir que está demostrado que estar sometido a altos...

Brain Food, los alimentos que miman tu cerebro

El cerebro tiene preferencias, y según algunos estudios, parece “gustarle” el consumo de àcidos...

Limón, Jengibre y Ajo, y lo que tienen en común

Por tanto podemos considerar que el consumo tanto de jengibre, como de ajo o limón, contribuye a...

Inteligencia Digestiva: el sistema digestivo nuestro segundo cerebro

Hace años que los científicos han descubierto que poseemos dos cerebros en nuestro cuerpo, uno...

Programas Dynamic Detox en Mallorca

Se está empezando a reconocer la importancia del cuidado del intestino y su importancia en la...

Cúrcuma: salud, cocina y cosmética

Esta magnífica especia para la salud y la gastronomía, se utiliza también a nivel cosmético, como...

La penta-coordinación de la alimentación saludable

La filosofía oriental hace una valoración energética de cada alimento, teniendo en cuenta su...

Ciruela umeboshi: la reina de la alcalinidad

En Macrobiótica, la ciruela umeboshi se considera un alimento medicina, e imprescindible en la...

Moringa, el superalimento

Moringa es un milagro y un regalo para la humanidad. Es más que una tendencia. Moringa es también...

El gran valor del Resveratrol y su capacidad para activar las sirtuinas

El vino ya no se limita a deleitar el paladar, ahora se ha empezado a ver como algo más que un...