El lujo en Cantabria se une a la elegancia y al clasicismo: Balnearios y talasoterapia en Cantabria.

Ruta termal Cantabria Part 2: Lo mejor de la oferta termal cántabra es la variedad real de conceptos y propuestas y la inclusión del paisaje como elemento decorativo activo en todos los...

Templos de Bienestar en Cantabria

Ruta Cantabria Spa Part3: Alojamientos dignos y honestos donde el protagonismo lo tienen las aguas y sus propiedades benefactoras; instalaciones y circuitos de gran calidad que incorporan...

La cultura termal de Cantabria tiene en la tradición su mejor aliado.

Ruta Cantabria Termal: La región era en el siglo XIX el destino vacacional por excelencia de las clases pudientes europeas que se alojaban en los elegantes balnearios de la zona para tomar sus...

Castilla Termal Hoteles gestiona Hotel Balneario de Solares, Hotel Balneario Villa de Olmedo y el Hotel Termal Burgo de Osma.

La cadena gestora del Hotel Balneario Villa de Olmedo y del Hotel Termal Burgo de Osma ha firmado el acuerdo para hacerse cargo de este histórico complejo hotelero y termal de Cantabria.
« Atrás

El lujo en Cantabria se une a la elegancia y al clasicismo: Balnearios y talasoterapia en Cantabria.

Instalaciones y circuitos de gran calidad

La cultura termal de Cantabria tiene en la tradición su mejor aliado.

Beneficios de la aguas del mar

Y de las aguas mineromedicinales

El único establecimiento de la región con talasoterapia es el Relais Thalasso Santander, localizado junto al Hotel Real, un cinco estrellas Gran Lujo, gestionado por el Grupo Husa desde hace más de 20 años. El centro constituye el rango más elevado de la oferta saludable cántabra. Decorado con mármoles y materiales lujosos, dispone de espacio hidromarino, zona de masajes/spa, área de estética, a cargo de la exclusiva firma suiza La Prairie, y peluquería. La mejor combinación entre las prestaciones spa y talaso integran una carta de tratamientos y propuestas específicas que recogen lo mejor de la cultura del bienestar. Destacan la  chocolaterapia, los masajes con aceite de oliva y azúcar moreno, el masaje Real, las envolturas de algas, y los programas de belleza para rostro y cuerpo.   

El Balneario de Solares se sitúa en la localidad del mismo nombre, a 18 kms. de Santander. Conoció su mayor gloria en el siglo XIX, cuando aristócratas y personalidades de las casas reales europeas acudían de forma habitual a tomar los baños. La marca Solares, muy conocida por su agua envasada que continúa su embotellado actualmente, se vincula ahora a un balneario de absoluta modernidad que abrió sus puertas nuevamente en 2006, tras haber permanecido cerrado 30 años. Un edificio de corte palaciego con fachada blanca que integra amplios balcones abiertos a unos espléndidos jardines con especies centenarias dan la bienvenida al huésped, que encontrará en la amplitud de los espacios y en la luz sus mejores aliados.

El balneario, con una extensión de 5.000 cuadrados, se encuentra en un edificio anexo al hotel, comunicado con el mismo, y dispone de hidrópolis, área de rehabilitación y puesta en forma en agua; recorrido termal en dos alturas;  aquanaz, espacio situado en el centro del balneario donde el agua discurre de forma continua a partir de una cascada; balneario infantil; galería de baños y tratamiento corporales; y área de relajación. Del manantial de la zona, emerge a 29,8 grados agua bicarbonatada, clorurada, cálcica y sódica,  especialmente indicada para tratamientos digestivos, metabólicos, antiácidos, antiinflamatorios, diuréticos, del sistema nervioso (insomnio, estrés) y de rehabilitación.

A unos 10 kms. al sur de Solares, se encuentra el municipio de Liérganes, donde se ubica el histórico Balneario de Liérganes, construido en 1911 y oportunamente reformado en varias ocasiones hasta la actualidad, momento en el que muestra unas dignas instalaciones, más modestas que las de Solares, pero con la misma impronta en la historia termal de la región.

Las aguas de Liérganes son sulfuradas, cálcicas, cloruradas, sulfatadas, nitrogenadas y sulhídricas, características que las hacen perfectas para afecciones respiratorias, auditivas, de garganta, reumáticas, de la piel, así como para liberar el estrés. Sobresale la oferta de programas terapéuticos sobre los tratamientos de belleza y masajes, aunque también hay propuestas variadas en este rango (parafangos, peelings corporales, masaje vital, baños sedantes…). Un hotel con 97 habitaciones completa la oferta del Balneario de Liérganes, cuyo gran valor es la inmejorable relación calidad/precio tanto en el alojamiento como en los programas termales.

En las proximidades de Liérganes, en la localidad de Puente Viesgo se encuentra el balneario del mismo nombre, del que se tienen noticias desde el siglo XVIII. Este centro termal, remozado absolutamente y con incorporaciones innovadoras recientes en cuanto a instalaciones y tratamientos, es abastecido por un manantial cuyas aguas emergen a una temperatura constante de 34,6 grados, especialmente indicadas para las enfermedades cardiovasculares, respiratorias, nerviosas y afecciones del aparato locomotor.

Innovador, dinámico, contemporáneo y comprometido con la cultura termal de alta gama, el Balneario de Puente Viesgo ha sumado a sus instalaciones dos interesantes espacios para el disfrute de sus clientes, el templo del agua y la piscina de flotación. Masajes, circuitos, técnicas hidroterápicas, fangoterapia, crioterapia, musicoterapia, rehabilitación, belleza con línea cosmética propia… y muchas otros servicios componen la carta de un balneario que tiene en el Gran Hotel de Puente Viesgo una completa oferta de alojamiento, con 135 habitaciones, restaurante, salones, piscina y zonas verdes.

Con la llegada de la primavera, el restaurante El Jardín del Balneario de Puente Viesgo celebra sus espectaculares jornadas dedicadas a los vegetales, una auténtica exaltación de la verdura que el equipo de cocina dirigido por Emilio García convierte en delicados y sabrosos bocados.

La ruta termal cántabra continúa en el Balneario de Alceda, situado en el valle de Toranzo, en el corazón de la provincia. El establecimiento conserva la tradición arquitectónica del siglo XIX y evoca las instalaciones de ese siglo por su distribución, sus pasillos y sus paredes y pavimentos. Sin embargo, no hay añoranzas equivocadas en este balneario que ha sabido mantener la esencia del pasado para  adaptarla a los nuevos tiempos, a través de propuestas y tratamientos contemporáneos, como las envolturas corporales de parafina, de chocolate, de vino, de café, los masajes, los programas de agua, o la línea de cosmética propia, entre otros servicios.

Las aguas de Alceda, sódicas y sulfúrico azoadas, son perfectas para las afecciones dermatológicas, reumatológicas y respiratorias. Junto al balneario, hay un pequeño hotel con 36 habitaciones, restaurante y áreas comunes, estancias que se asoman a un bello parque, marco de este enclave que también acoge varias piscinas y zonas ajardinadas.

En el corazón de Cantabria y alimentado por siete manantiales que brotan a orillas del río Besaya, se encuentra el Balneario de las Caldas de Besaya, en el término municipal de Corrales de Buelna. Aguas ricas en cloro, bicarbonato y sodio, muy efectivas para patologías o dolencias respiratorias, cutáneas, circulatorias y reumáticas son el mejor aval de este centro termal, cuyas instalaciones presentan una imagen algo descuidada y desfasada.

El viaje concluye en el Balneario de la Hermida, un ejemplo de empeño, esfuerzo, persistencia y perseverancia por vencer las dificultades impuestas por la burocracia, el tiempo y la propia naturaleza. Este proyecto, vislumbrado en 2001 por cuatro emprendedores a los que deslumbraron el enclave, un impresionante desfiladero a la puerta de Los Picos de Europa, y la magia del agua clorurado-sódica muy caliente, que surge de tres manantiales a 60 grados de temperatura, se materializó en agosto de 2006, fecha en la que se abrió el balneario.

Un paisaje majestuoso y casi apabullante es el valor más seguro de este establecimiento, que ofrece, no obstante, toda la modernidad y los servicios de las construcciones termales actuales, así como los detalles más exquisitos en materia de alojamiento: Camas con dosel, revestimientos de piedra, mobiliario de madera, estancias abuhardilladas, baños impecables… El balneario ofrece tres divisiones concretas: zona húmeda, espacio termolúdico y área seca. Las tres incorporan la aparatología, las técnicas, los sistemas y los programas más innovadores que existen en la actualidad.


Redacción Wellness Spain

Autor: Redacción Wellness Spain

Promedio (1 Votar)
La valoración media es de 5.0 estrellas de 5.


Javier
Yo incluiría en la lista el <a href="http://www.hotelfelisa.com/ofertas-spa-cantabria" title="Hotel spa Felisa" >Hotel Spa Felisa</a> a 5 minutos de Santillana del Mar
Publicado el día 23/08/17 10:13.