« Atrás

Cultivar la felicidad o que tipo feliz eres, hedonico o eudaimónica?

Cultivar la felicidad o que tipo feliz eres, ¿hedonico o eudaimónica?

Nos pasamos la vida entera tratando de descifrar lo que significa para nosotros la felicidad, por tratarse de un efecto subjetivo.

Nos pasamos la vida entera tratando de descifrar lo que significa para nosotros la felicidad, por tratarse de un efecto subjetivo. Ni todos los que tienen todo lo que desea, se sienten felices, ni todos los que tienen carencias son infelices. Entonces, ¿A que le llamamos felicidad? Felicidad se confunde a menudo con la alegría de un momento, pues en los últimos años, se ha venido afirmando que se trata de estados puntuales y pasajeros.

Pero la felicidad, se podría definir como una forma de vida.

Para la cual es necesaria, los altibajos, en pos de aprender a distinguir los diversos momentos y saber gestionarlos a lo largo del tiempo. Algunas personas, las que conservan una actitud abierta, empática, con una vida saludable y de superación, sienten la felicidad como un hábito a trabajar. Incluso aquellas personas que destacan por tener un carácter juvenil y curioso, tienen más posibilidades de sentirse felices que aquellas que creen que "la realidad y el destino de la vida es inamovible".

Según el físico astrónomo Stephen Hawking, la felicidad es una meta a alcanzar desde el momento en el que el hombre comenzó a tener tiempo libre, el no tener que salir a cazar, labrar la tierra, le proporcionó tiempo para poder meditar la razón de su existencia y la forma de calificar su calidad de vida. Con lo cual estaríamos hablando de que la felicidad es un termino relativamente reciente.

Podría dar la sensación de que uno nace sin la felicidad, pues se trata en su mayor parte de "alcanzar la felicidad" más que de mantenerla. Diferentes corrientes psicológicas definen las causas de la felicidad, algunos porque significa que han cumplido con las expectativas, matrimonio, hijos y empleo, y para otros, trata de una actitud frente a la vida.
Aquellas personas que evalúan constantemente el indice de su propia felicidad como vista bajo un microscopio, realizando cambios fugaces, acaban perdiendo el sentido de la felicidad. Pues según Platón, la felicidad se sucede en un ambiente tranquilo donde uno aprecia y valora lo que tiene.

La felicidad no es un brote de histeria ni una vida adinerada llena de lujos. No quiere decir que no aporte, pero sorprende que los occidentales que visitan países asiáticos, reconocen que estos, dentro de su tranquilidad, paz interior, y pocas pertenencias, parecen más felices que aquellas personas que tienen un techo y agua corriente.

El concepto de la felicidad es la piedra angular de la psicología. La felicidad se caracteriza por la experiencia aprendida de los estados afectivos positivos, así como la percepción de que se está avanzando hacia importantes metas en la vida (Tkach y Lyubomirsky, 2006).
Es un reto para el ser humano, identificar los factores que contribuyen a la felicidad. Curiosamente, una cosa que no se destacan en la investigación hasta la fecha es que el logro y la búsqueda del placer no siempre llevan a la felicidad.

"Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo" Abraham Lincoln

Se ha descubierto que ciertos factores o condiciones ambientales, se asocian directamente con la felicidad tales como: los ingresos individuales, el tipo de trabajo que realizamos en nuestro empleo, la salud, la familia, las relaciones sociales, los valores morales y muchos otros (Carr, 2004; Selim, 2008; Diener , Oishi & Lucas, 2003).

Cultivar la felicidad o que tipo feliz eres, ¿hedonico o eudaimónica?

En última instancia, en la búsqueda de la comprensión felicidad, hay dos principales perspectivas teóricas que se centran en hacer frente a la cuestión de qué hace que la gente se sienta bien y feliz. Estos son los métodos hedónicos y eudaimónica a la felicidad (Keyes, Shmotkin, y Ryff, 2002).

El bienestar Hedónico, se basa en la noción de que el aumento de placer y disminución del dolor lleva a la felicidad. Conceptos hedónicos se basan en la noción de bienestar subjetivo. El bienestar subjetivo es un término científico que se utiliza comúnmente para referirse a la "vida feliz o buena vida". Es componente afectivo (afecta positivo alto y un bajo afecto negativo) y un componente cognitivo (satisfacción con la vida). Propone que una felicidad individuo se experimenta cuando el afecto positivo y la satisfacción con la vida son altos (Carruthers y Hood, 2004).

El bienestar Eudaimónico, por otro lado, es fuertemente dependiente de las ideas de Maslow de la auto-actualización y el concepto de la persona en pleno funcionamiento de Roger y su bienestar subjetivo. Por lo tanto, la felicidad eudaimónica se basa en la premisa de que la gente se sienta feliz si experimentan propósitos de vida, desafíos y el crecimiento. Este enfoque adopta la Teoría de Autodeterminación de conceptualizar la felicidad (Keyes et al, 2002;. Deci y Ryan, 2000). Teoría de la autodeterminación sugiere que la felicidad está relacionada con el cumplimiento en las áreas de autonomía y competencia.

Parece que el consenso general, es que la felicidad no es resultado de la búsqueda del placer, sino del desarrollo de capacidades de la persona y de las virtudes que se vincula con el concepto de la psicología positiva (Vella-Brodrick, Park & Peterson, 2009). Las diferencias entre la felicidad eudaimónica hedónica se enumeran a continuación.


Hedónico (Subjetivo Bienestar)
1. Presencia de ánimo positivo
2. Ausencia de ánimo negativo
3. Satisfacción con diferentes dominios de la vida (por ejemplo, trabajo, ocio)
4. La satisfacción de vida global

Eudaimónica (bienestar psicológico)
1. Sentido de control o autonomía
2. Sensación de significado y propósito
3. Expresividad personal
4. Los sentimientos de pertenencia
5. Contribución social
6. Competencia
7. Crecimiento personal
8. Autoaceptación


Los tres caminos hacia la felicidad

La Psicología Positiva considera la felicidad tanto desde el punto de vista hedonista y eudaimónica en que definen la felicidad en términos de la vida placentera, la buena vida y la vida significativa (Norrish y Vella-Brodrick, 2008), identifican tres caminos hacia la felicidad desde el punto de vista psicológico positivo:

1. El placer es el proceso de aumentar al máximo las emociones positivas y minimizar las emociones negativas y se conoce como la vida placentera que implica experiencias agradables y positivas.

2. El compromiso, es el proceso de estar inmerso y absorto en la tarea en cuestión y que se conoce como la buena vida que implica estar involucrado activamente en la vida y todo lo que requiere y exige. Así, la buena vida se considera que el resultado de la persona y el cultivo de la inversión de sus fortalezas y virtudes en sus relaciones, el trabajo y el ocio (Seligman, 2002) aplicando así lo mejor de sí durante las actividades desafiantes que se traduce en un crecimiento y un sentimiento de competencia y satisfacción que produce felicidad.

3. El significado es el proceso de tener un propósito más elevado en la vida que nosotros mismos y que se conoce como: la vida con sentido, que implica el uso de nuestras fortalezas y cualidades personales, para servir a este propósito superior. La vida con sentido, al igual que la buena vida, consiste en la persona que usa sus fortalezas en las actividades, pero la diferencia reside en que estas actividades, son percibidas para contribuir al bien común de la "vida con sentido".

La felicidad de un individuo puede generarse por si mismo, sin estar en relación con otros individuos, pero es en comunidad donde se puede reflejar, contagiar y alimentar la felicidad, demostrándose que la misma es un elemento transferible y enriquecedor. De la misma manera, la convivencia cercana con una persona infeliz, podría transferir a las personas cercanas su estado. Estar rodeado de personas positivas, energéticas, constructivas puede ayudar notablemente a que construyamos un patrón de felicidad estable.

Así como también podemos encontrar diferentes tipo de felicidad según categorías, por ejemplo, la plenitud religiosa, la familiar, la felicidad de auto realización, la que implica el bien ajeno. Todo depende de la base de nuestras culturas.

Cuando se habla de felicidad, se relaciona con un sonrisa, esta es, un reflejo del bienestar propio.
Algunas religiones advierten del peligro que implica el cuestionarse la felicidad, como demuestra esta frase "No cuestiones tu felicidad, porque puede que de tanto cuestionarla halles razones para no tenerla".

No podemos obviar que la medicina china, ha sido clara siempre con el concepto de que la felicidad del ser humano esta directamente relacionada con un equilibrio entre lo que se hace, piensa y se obra. Ser consecuentes, y no perder el valor de las cosas que nos rodean, entendiendo que no necesitamos más que lo que podemos producir nosotros mismos para ser felices, son las claves del éxito.


Redacción Wellness Spain

Autor: Redacción Wellness Spain


El nuevo Daily Mindstyle Designer 2017

Ana Arrabé - Sesión de Mindfulness

Wellness laboral, Europa se centra en la salud laboral

«La mayoría de las acciones de Wellness que se realizan actualmente en las empresas se centran en...

El Mindfulness App - La App de Salud numero 1 en ventas en 11 países

Con más de 500.000 usuarios en todo el mundo, “El Mindfulness App” acaba de lanzarse en una...

Sofrología, un metodo para equilibrar la armonìa mental

La sofrología consistirá en una gimnasia mental que nos permitirá promover la salud psicofísica,...

Como combatir el Síndrome Burnout

El proceso de burning-out puede ser consciente o inconsciente. Poco a poco, la persona se va...

Sufres el síndrome del Burnout?

Se estima que al menos 43 millones de trabajadores europeos padecen burnout. Entre los más...

Tu Corazón

El Locomotor

Tu Piel

Tu Corazón

Curiosidades

neurologico

Neurologico

Respira bien

Quitar toxinas

Tu Imagen

Musculos

Riñones

Novedades

Circulatorio

Tus Hormonas

Tu Digestión